martes, 28 de marzo de 2017

CELEBRACIÓN DEL VÍA CRUCIS DE LA HERMANDAD DE LOS PATRONOS

"Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos"...
XIV Estación, Jesús es depositado en el sepulcro.
Foto: Lola Espejo
En la meditación de las estaciones del Vía Crucis, comprobamos perfectamente todo el sufrimiento que padeció Jesús en los últimos momentos de su vida terrena. Y así se realizo en el Vía Crucis organizado por la Franciscana Hermandad de los Excelsos Patronos de Montilla, el pasado viernes día 24 de marzo. Tal y como estaba previsto,a las 20:00 horas, como de costumbre", dio comienzo la Santa Misa y acto seguido se procedió a realizar el Vía Crucis Franciscano, que iba presidido por la Cruz de Guía de la Hermandad, y acompañada por el Párroco y Consiliario. Tras una breve introducción en la que se nos recordó que, la Cuaresma es el tiempo que nos lleva a la noche Santa de la Pascua de Resurrección, se daba inicio a este tortuoso camino de las catorce estaciones que comenzó con la " Oración en el huerto de los olivos, hasta la sepultura de Jesucristo ". Cada estación iba precedida de un texto evangélico a cargo del Párroco y después se realizaba una profunda meditación de los escritos de San Francisco  y Santa Clara de Asis, que estaban recitados por un matrimonio.
Cruz de Guía de la Franciscana Hermandad de los Excelsos Patronos.
Foto: Lola Espejo
Se finalizó este Vía Crucis con una meditación final de San Buenaventura, acerca de la vida del Seráfico Padre San Francisco, donde cuenta que " estando orando San Francisco, se le apareció la imagen de un crucificado, y de tal modo quedo impactado el Santo, que cada vez que lo recordaba, a duras penas podía contener las lágrimas.

Al acabar el rezo de este piadoso ejercicio, todas las personas que así lo desearon, manifestaron su respeto y amor a la cruz, depositando sobre ella un gesto cariñoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario