viernes, 28 de abril de 2017

SEMANA INTENSA DE LA PASIÓN DEL SEÑOR

Pasadas ya casi dos semanas de la Semana Santa, es momento de hacer un pequeño balance de todo lo acontecido en nuestra Parroquia. Durante más de una semana hemos vivido intensamente estos días, con la visita de Agrupaciones Musicales, Vía Crucis, Estaciones de Penitencia y sobre todo, lo más importante para toda nuestra feligresía, el Triduo Pascual.

Stmo. Cristo del Amor del Llano del Espinar
Foto: Lola Espejo
Comenzamos este balance por el Viernes de Dolores, donde se celebró la Santa Misa de "Acción de Gracias", de todos los componentes del Grupo Parroquial de Teatro, que se reunieron para dar gracias a Dios por estas representaciones del musical "La Pasión". Terminada la Eucaristía se dio paso a la ofrenda floral y musical por parte de la Centuria Romana Munda y de la Agrupación Unión Musical Cultural de Montilla respectivamente, a las distintas advocaciones marianas de nuestra Semana Santa, y que en nuestra Parroquia son María Santísima de la Soledad y María Santísima de la Caridad en sus Tristezas. 
Ya entrada la noche y desde el Llano del Espinar (en la Sierra de Montilla), se realizaba el Solemne Vía Crucis presidido por el Santísimo Cristo del Amor del Llano, que saldría desde la Parroquia de Ntra. Señora de Fátima.
El Vía Crucis fue rezado por el Vicario Parroquial de San Francisco Solano, D. Héctor José Sánchez, que realizó un precioso recorrido por las estaciones de la Pasión y Muerte de nuestro Señor Jesucristo. 

Stmo. Cristo del Amor
Foto: Antonio Arrebola



El Domingo de Ramos se celebró la Santa Misa como de costumbre y a las 13:00 horas la Pontificia Hermandad del Santo Entierro, Soledad y Angustias de la Madre de Dios tenía su "Fiesta de Regla", presidida por D. Antonio Ramírez Climent (Párroco de San Sebastián). Por la tarde se recibió a la Hermandad Salesiana del Santísimo Cristo de la Juventud en su Estación de Penitencia, en el atrio de la Parroquia, igualmente ocurrió el Lunes Santo con la Estación de penitencia del Santísimo Cristo del Perdón, que también fue recibida por las Hermandades Franciscanas de nuestra Parroquia.
El Martes Santo es un día intenso para esta Parroquia, ya desde primeras horas de la mañana permanecían abiertas las puertas del templo parroquial, para visitar los Titulares de la Franciscana Hermandad de la Humildad y Caridad que bellamente estaban expuestos en sus tronos procesionales. Por la tarde y tras la celebración de la Santa Misa, dio inicio la Estación de Penitencia de esta corporación Franciscana que acabaría cerca de las dos de la mañana.
El Miércoles Santo por la noche se recibió a la Estación de penitencia de la Hermandad Salesiana del Santísimo Cristo del Amor, a su paso por la puerta de la casa del "Mejor de todos los Montillanos". Tras rezar la estación correspondiente del Vía Crucis, el Hermano Mayor de la Hermandad Salesiana y D. Jesús Joaquín Corredor Caballero (que fue el encargado de realizar el Vía Crucis), junto con el Párroco, entraron dentro del templo parroquial, para hacer una ofrenda floral a Nuestra Madre y Señora de la Aurora, Patrona de Montilla.
Y llegamos a los días fuertes de nuestra Semana Santa, donde en tres días celebramos la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, con el Solemne Triduo Pascual, que comenzó el Jueves Santo con la celebración de la "Santa Misa de la Cena del Señor", y en la que se realizó el "lavatorio de los pies", recordando aquel acontecimiento que Jesús hizo con los Apóstoles antes de celebrar la Última Cena. Tras la celebración de la Santa Misa se procedió a trasladar el Santísimo hasta el Monumento Eucarístico, engalanado bellamente en la Capilla de Nuestra Señora de la Aurora.
Foto: Lola Espejo
Monumento Eucarístico
Foto: Lola Espejo
Poco más tarde de la celebración, se recibió a otra Hermandad que en la tarde noche del Jueves Santo hacía su paso por la calle San Francisco Solano, en esta ocasión sería la Hermandad de Jesús Preso y María Santísima de la Esperanza la que hizo un alto en el camino para rezar a los pies de "Solano", pero no sería la única de este día, ya que en la madrugada recibimos otra Hermandad que llegaba desde el Barrio de la Cruz, como es la del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima de la Amargura que realizó una parada a las puertas de la Parroquia para rezar la correspondiente Estación del Vía Crucis.
Monumento Eucarístico del Convento de Santa Ana
Foto: Lola Espejo
En la mañana del Viernes Santo, se realizó el rezo de "Laudes" y el "Sermón de las Siete Palabras", para luego por la tarde celebrar la "Muerte del Señor". Una celebración rica en contenido y simbología, de esta forma se pudo observar que al inicio de la celebración el Párroco se postró cuerpo en tierra mientras todos los feligreses permanecían de rodillas. Tras la lectura de La Pasión del Señor se procedió a la procesión con la Cruz, en la que se fue proclamando por tres veces "Mirad el árbol de la Cruz donde fue clavada la Salvación del mundo", respondiendo "Venid a adorarlo" y acto seguido se adoró el Crucificado por todas las personas que asistieron a este día del Triduo Pascual. Terminada la celebración y sin apenas tiempo para poder salir del templo, llegaba a nuestra Parroquia la Hermandad del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo, que realizaba una parada para hacer una ofrenda floral a la Patrona de Montilla, y continuar su Estación de Penitencia que partía desde la Capilla del Sagrado Descendimiento. A pocos metros de la Parroquia del Santo, se asistía con todo respeto a la procesión del "Entierro del Señor", acompañando a la Estación de Penitencia del Santo Entierro y María Santísima de la Soledad.
Y llegamos al Sábado Santo, que tras una mañana de bastante trabajo para todos (puesto que había que desmontar el paso de palio de la Franciscana Hermandad de la Humildad y Caridad) y desalojar la Capilla de Nuestra Señora de la Aurora, había que dejarlo todo perfectamente engalanado para la celebración de la Vigilia Pascual. A las 10 de la noche dio comienzo de esta celebración en el atrio de la Parroquia, con la bendición del fuego y del Cirio Pascual, a continuación todos los asistentes pasaron al interior de la Parroquia con su velas encendidas y tras las lecturas llegó la proclamación del "Gloria" con el que se iluminaba de luz todo el templo "Solanista". En este Vigilia se renovaron las promesas bautimales y se roció con agua bendita a todos los feligreses, concluyendo esta Solemne celebración con el cántico del "Regina Celis", ante la imagen de Nuestra Madre y Señora de la Aurora, que volvía a su camarín, tras quedar expuesta durante toda la Semana Santa en la Capilla del Sagrario.
Nuestra Señora de la Aurora en la Capilla del Sagrario
Foto: Archivo blog.
Y concluimos esta Semana Santa con la alegría y la luminosidad del Domingo de Resurrección. Tras una intensa semana y tal como lo había dicho Jesús a sus apóstoles, "al tercer día Resucitó". A mediodía de este domingo glorioso, la Hermandad del Santísimo Cristo Resucitado y Nuestra Señora de la Paz, en su recorrido procesional, hicieron un alto en el camino para hacer una ofrenda a Nuestra Patrona, por su parte, la Parroquia regaló una petalada al paso del Santísimo Cristo Resucitado y de Nuestra Señora de la Paz al paso por la puerta de la casa de San Francisco Solano.
"Este es el día en que actuó el Señor,
sea nuestra alegría y nuestro gozo"
Imagen del Santísimo Cristo Resucitado
Foto: Antonio Arrebola
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario