sábado, 13 de mayo de 2017

MES DE MAYO, DÍA DÉCIMO TERCERO

VIDA OCULTA EN NAZARET

“Me gusta volver con la imaginación a aquellos años en los que Jesús permaneció junto a su Madre, que abarcan casi toda la vida de Nuestro Señor en este mundo. Verle pequeño, cuando María lo cuida y lo besa y lo entretiene. Verle crecer, ante los ojos enamorados de su Madre y de José, su padre en la tierra. Con cuánta ternura y con cuánta delicadeza María y el Santo Patriarca se preocuparían de Jesús durante su infancia y, en silencio, aprenderían mucho y constantemente de Él. Sus almas se irían haciendo al alma de aquel Hijo, Hombre y Dios. Por eso la Madre —y, después de Ella, José—conoce como nadie los sentimientos del Corazón de Cristo, y los dos son el camino mejor, afirmaría que el único, para llegar al Salvador”.22

Ofrezcamos hoy a nuestra madre, la Virgen María:

Cumplir con perfección y alegría, y por amor a la Santísima Virgen, mis deberes profesionales.

Sagrada Familia de Basrtolomé Esteban Murillo.
Imagen: Archivo Blogs Parroquial

No hay comentarios:

Publicar un comentario