viernes, 5 de mayo de 2017

MES DE MAYO, DÍA QUINTO

LA INMACULADA CONCEPCIÓN

“¿Cómo nos habríamos comportado, si hubiésemos podido escoger la madre nuestra? Pienso que hubiésemos elegido a la que tenemos, llenándola de todas las gracias. Eso hizo Cristo: siendo Omnipotente, Sapientísimo y el mismo Amor, su poder realizó todo su querer… Es la explicación más clara de por qué el Señor concedió a su Madre, desde el primer instante de su inmaculada concepción, todos los privilegios. Estuvo libre del poder de Satanás; es hermosa—"tota pulchra!"—, limpia, pura en alma y cuerpo”.

Ofrezcamos hoy a nuestra madre, la Virgen María:

Renovar las promesas del bautismo, renunciando a Satanás, al mundo, y a sus vanidades.

Imagen: Archivo Blogs Parroquial

No hay comentarios:

Publicar un comentario