domingo, 28 de mayo de 2017

MES DE MAYO, DÍA VIGÉSIMO OCTAVO

LA ASUNCIÓN: MARÍA ES LLEVADA EN CUERPO Y ALMA A LOS CIELOS


“María ha subido a los cielos en cuerpo y alma, ¡los ángeles se alborozan! Pienso también en el júbilo de San José, su Esposo castísimo, que la aguardaba en el paraíso. Pero volvamos a la tierra. La fe nos confirma que aquí abajo, en la vida presente, estamos en tiempo de peregrinación, de viaje; no faltarán los sacrificios, el dolor, las privaciones. Sin embargo, la alegría ha de ser siempre el contrapunto del camino”.

Ofrezcamos hoy a nuestra madre, la Virgen María:

Una sonrisa cuando alguien nos corrija o juzgue erróneamente.

Imagen: Archivo Blogs Parroquial

No hay comentarios:

Publicar un comentario