miércoles, 14 de junio de 2017

NOVENA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

DÍA PRIMERO

ORACIÓN INICIAL

Corazón de Jesús, he aquí a vuestro esclavo de amor, queriéndoos rendir adoración y gloria; por eso, me uno a los coros angelicales y os ofrezco reparación por los ultrajes e injurias que recibís de las criaturas.
Sacratísimo Corazón de Jesús, he aquí a un alma que os hace una súplica confiada, esperando recibir de vuestra excelsa Majestad lluvia de bendiciones. Os abro mi corazón para que esta novena embellezca mi espíritu y haga germinar y florecer las semillas que Vos plantaréis en mi corazón.

MEDITACIÓN

Corazón de Jesús, hoguera ardiente de caridad, abrasadme con el fuego de vuestro amor divino, haced cenizas mil maldades e iniquidades. Miradme con ojos de compasión y de misericordia. Reparo en este día las injurias a vuestro Divino Corazón y me someto por entero a vuestra Divina Voluntad como vuestro esclavo de amor y apóstol de vuestro Sagrado Corazón. No desoigáis las súplicas que brotan desde lo profundo de mi corazón; tomad en vuestras venerables manos mis intenciones y mis deseos, y si es vuestro santo querer, asistidme en mis necesidades.
Jaculatoria: ¡Oh Corazón amante! Pongo en Vos toda mi confianza, porque todo lo temo de mi flaqueza, mas lo espero todo de vuestras bondades.

(Reza tres Padrenuestros y tres Avemarías)

Imagen: Archivo Blogs Parroquial
ORACIÓN FINAL

Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido, derramad los rayos de luz que abrasan y consumen de amor vuestro Divino Corazón. Llevadme a un completo conocimiento de la sabiduría del cielo, para aplicar en mi vida las virtudes de vuestro Sacratísimo Corazón.
Hoy, abandonado por entero a vuestra Divina Voluntad, os agradezco por las bendiciones que prodigáis a mi alma, por la asistencia divina en mis aflicciones y necesidades. Sé que vuestro Corazón Sacratísimo es un manantial insondable de misericordia; por eso, un humilde pecador se atreve a implorar vuestra asistencia celestial.
Herid mi corazón con la lanza que traspasa vuestro agonizante Corazón y haced de mí apóstol de vuestro Sagrado Corazón, para que anuncie las grandezas de vuestro adorable Corazón. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario