viernes, 7 de julio de 2017

NOVENA A SAN FRANCISCO SOLANO, DÍA SEGUNDO

DÍA SEGUNDO

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro.
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

ORACIÓN INICIAL

Dios eterno, inmenso y soberano, digno de ser amado y nunca ofendido; postrado ante Ti, yo me arrepiento de corazón, de haber ofendido a un dios tan bueno y tan digno del mayor amor, honra y gloria. Me pesa de haber cometido tantos pecados. Propongo, Dios mío, con el amparo de tu gracia, no volver más a pecar y quitar las ocasiones en que pueda ofenderte. Ofrezco confesar todos mis pecados y deseo que mi dolor y contrición sean como la de San Pedro y María Magdalena. Confío en tu divina clemencia, me perdones y des fortaleza y gracia, que espero de un Dios tan bueno y misericordioso. Amén.

RESPONSO AL SANTO

Si busca virtudes, mira
cuántas practicó Solano;
en todas fue peregrino
y en todas muy consumado.
Milagros hizo a millares
con enfermos y apestados,
con ciegos, cojos, tullidos,
con leprosos y con mancos;
muchos libres de la muerte
y muchos resucitados.
El mar serena sus furias
y se aquieta con su manto;
en que se embarcó con muchos
y a todos los sacó a salvo;
los peligros se retiran,
los pobres van consolados;
cuéntelo los socorridos,
díganlo los Montillanos.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo,
Gloria al Espíritu Santo;
ruega al Señor por nosotros,
piadosísimo Solano,
para que dignos así
de tus favores seamos.

ORACIÓN

¡Oh Dios! Que trajiste al seno de tu Iglesia a muchísimas gentes de América, por medio del glorioso San Francisco Solano; aparta, por sus méritos y ruegos, tu indignación por nuestros pecados; y a las gentes, que no te conocieron, envía benigno el temor de tu Santo Nombre. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

DÍA SEGUNDO DE NOVENA

Oración del Santo

ORAR SIN INTERMISIÓN,
CONVIENE A TODO CRISTIANO,
SI HA DE LOGRAR EN SU MANO
LOS FRUTOS DE LA ORACIÓN.

CONSIDERACIÓN

¡Oh Dios mío, objeto de mis suspiros y única esperanza nuestra! ¿Qué debemos hacer sino llorar nuestro destierro y clamar de noche y día por el perdón de nuestras culpas y el remedio de nuestros males? Dígnate, Señor, oír benigno nuestros clamores y acepta el sacrificio de nuestra voluntad, que te entregamos gustosos, para que la tuya nos guíe, con tal que no nos abandones eternamente; por tanto, te suplicamos, que nos enseñes a pedir sólo aquello que sea de tu mayor servicio y agrado; lo que esperamos por los méritos de tu siervo San Francisco Solano, que supo agradarte con oración fervorosa y enseñarla a todos con especial gracia; la tuya deseamos, para que nuestras súplicas sean meritorias de la vida eterna. Amén.

Imagen: San Francisco Solano del Perú
Archivo Blogs Hermandad
SE REZA TRES VECES EL “PADRENUESTRO”.
PIDAMOS LA GRACIA QUE DESEAMOS CONSEGUIR

ORACIÓN FINAL

¡Oh gloriosísimo Solano, Patrono, Protector y Padre nuestro que por Dios fuiste Apóstol y vaso de elección para derramar las cristalinas aguas de la doctrina de Jesús entre Naciones y gentes de ambos mundos, padeciendo trabajos indecibles y practicando heroicas virtudes, confirmadas con prodigios repetidos; te rogamos, Padre amantísimo, que pues estás gozando el premio de tus méritos a la vista y presencia del Altísimo, no olvides a los que vivimos desterrados en este mundo; alcanzándonos del Señor, por los méritos de su Pasión y muerte y dolores de su Madre Santísima, como por tu eficaz intercesión, que merezcamos su amistad y gracia y perdón de nuestras culpas, con perfecta contrición de todas, viviendo sin fatigas, ni peligros, y adornando nuestras almas de virtudes para lograr una dichosa muerte.
Y si es para gloria de Dios Trino y Uno y bien de nuestras almas, consigue de su Majestad lo que especialmente pedimos en esta Novena; y si no conviene dirige nuestra voluntad, para que sólo quiera lo que sea tu mayor agrado, como lo esperamos de tu protección para gloria de Dios y beneficio nuestro y para honor y grandeza de tu merecimiento. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario