viernes, 21 de diciembre de 2018

HORARIOS DE MISAS EN NOCHEBUENA Y NAVIDAD

HORARIOS DE MISAS EN LA 
PARROQUIA DE  SAN FRANCISCO SOLANO

Día 24 de diciembre (lunes)
MISA DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR
a las 19:30 horas.
(no hay misa a las 12:00 de la noche)

Día 25 de diciembre (martes)
SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR
Por la mañana, a las 13:00 horas.
Por la tarde, a las 20:00 horas.

MONASTERIO DE SANTA ANA

Día 24 de diciembre (lunes)
MISA DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR
a las 19:00 horas.

Día 25 de diciembre (martes)
SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR
A las 11:00 horas.

“El nacimiento de Jesús ocurrió en medio de una increíble sencillez y humildad, así que al celebrarla una vez más, reconozcamos las bendiciones de Dios en nuestras vidas. 
¡Feliz Navidad!”


viernes, 14 de diciembre de 2018

CONMEMORACIÓN DE SAN FRANCISCO SOLANO EN EL ÚLTIMO MES DEL AÑO

Estamos llegando al final de este año 2018, un año más que se nos va y del cual tenemos que dar gracias a Dios por tantas y tantas cosas que nos ha regalado cada día, y que a veces por las prisas o por pequeños descuidos, no nos acordamos de agradecer. Hoy viernes 14 de diciembre, último de este año, y de nuevo conmemoramos al Mejor de todos los Montillanos, San Francisco Solano. Un día formidable para dar gracias a Dios y a Solano que día tras día sigue protegiendo a su pueblo. 
Como cada día, se celebrará la Santa Misa a las 20:00 horas, previamente se rezará el Santo Rosario, y al concluir la celebración y rezar el responso a nuestro Santo, se volverá a venerar su Sagrada Reliquia que se conserva en su templo Parroquial.
Cartel anunciador de la Conmemoración.
Imagen y montaje: Archivo Blog Franciscana Hermandad y JATP
CONOCIENDO A SAN FRANCISCO SOLANO.

Lleno de celo y caridad y un ardiente deseo por la salvación de las almas, dividió su tiempo entre el retiro silencioso y el ministerio de la predicación. Francisco ejerció su ministerio en el sur de España durante muchos años y heroicamente durante la peste de 1583 en Granada, cuando él mismo fue enfermo por dicha enfermedad, pero se recuperó rápidamente.

Desde el descubrimiento del Nuevo Mundo por Colón, los hijos de San Francisco de Asís habían sido activos en la predicación del Evangelio en América. Los intrépidos misioneros avanzaron cada vez más en su esfuerzo por llevar el mensaje de salvación a los salvajes indios.

Después de que pasó la epidemia, en 1589, el Padre Francisco Solano fue enviado a Sudamérica con varios miembros de su orden. Las provincias de Tucumán (Argentina), Gran Chaco (Bolivia) y Paraguay cayeron en su suerte. 
Monumento a San Francisco Solano
Imagen: ANTONIO HERRADOR PONFERRADA
Encontró innumerables dificultades; sin embargo, comenzó sus actividades misioneras con celo brillante. Se acercó a los indios con tanta cortesía y amabilidad que se regocijaron con su propia apariencia.

Francisco fue seleccionado para ir con el padre Baltasar Navarro a Perú. Los misioneros llegaron  a Panamá, cruzaron el Istmo, y nuevamente tomaron el barco en el otro lado. Dios Todopoderoso ayudó a San Francisco Solano de una manera extraordinaria.

Aprendió el difícil idioma de los indios en muy poco tiempo, y lo entendieron dondequiera que fuera, incluso en aquellos lugares que visitó por primera vez, desde ese momento comenzó a enseñar las Sagradas Escrituras (Ver: Sagradas Escrituras catolicas). Pero al acercarse a Perú, se toparon con una mala tormenta y fueron encallados en un banco de arena.

LA PARROQUIA DEL SANTO ACOGE EL BESAMANOS SOLIDARIO

El pasado sábado 8 de diciembre, festividad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, la Parroquia de San Francisco Solano se vistió de gala para acoger una nueva edición del Besamanos solidario organizado por la Agrupación de cofradías de Montilla, y que cuenta en esta casa con cuatro Hermandades que dan lo mejor de si mismas, para exponer dignamente sus imágenes titulares de la Santísima Virgen María. De esta forma, cada Hermandad en su Capilla montó un altar de cultos dedicado a la Madre de Dios.
Nuestra Madre y Señora de la Aurora, Patrona de Montilla en su Capilla.
Imagen: JATP

María Santísima de la Soledad a los pies de su retablo.
Imagen: JATP
Muchísimas fueron las personas que durante todo el día se acercaron a venerar a Nuestra Madre en sus distintas advocaciones, y muchísimos fueron los alimentos recogidos en este besamanos, que son recogidos para repartirlos en las Caritas Parroquiales.
María Santísima de la Caridad en sus Tristezas ante su retablo.
Imagen: JATP
En la Capilla del Sagrado Descendimiento, adscrita a la Parroquia de San Francisco Solano, esperaba la visita de cientos de montillanos la bendita imagen Titular de su Hermandad, María Santísima de la Encarnación.
María Santísima de la Encarnación en su Capilla.
Imagen: JATP
Momentos del Besamanos Solidario en la Parroquia de San Francisco Solano y en la Capilla del Sagrado Descendimiento.  

María Santísima de la Caridad en sus Tristezas ante la mirada de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia
Imagen: JATP
María Santísima de la Soledad durante el Besamanos
Imagen: JATP 
Detalle de las manos de María Santísima de la Soledad.
Imagen: Lola Espejo Sánchez
María Santísima de la Encarnación a los pies del Santísimo Cristo del Descendimiento.
Imagen: Lola Espejo Sánchez
Nuestra Madre y Señora de la Aurora, Patrona de Montilla.
Imagen: JATP
Detalle de la Corona de Adviento en el Segundo Domingo.
Imagen: Lola Espejo Sánchez
Fray Ricardo de Córdoba posa junto a Nuestra Madre y Señora de la Aurora, en la visita que realizó al besamanos.
Imagen: JATP

sábado, 8 de diciembre de 2018

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN


ORACIÓN A LA INMACULADA CONCEPCIÓN

Inmaculada Madre de Dios, Reina de los cielos, Madre de misericordia, abogada y refugio de los pecadores: he aquí que yo, iluminado y movido por las gracias que vuestra maternal benevolencia abundantemente me ha obtenido del Tesoro Divino, propongo poner mi corazón ahora y siempre en vuestras manos para que sea consagrado a Jesús.

A Vos, oh Virgen santísima, lo entrego, en presencia de los nueve coros de los ángeles y de todos los santos; Vos, en mi nombre, consagradlo a Jesús; y por la filial confianza que os tengo, estoy seguro de que haréis ahora y siempre que mi corazón sea enteramente de Jesús, imitando perfectamente a los santos, especialmente a San José, vuestro purísimo esposo. Amén.

LETANÍA A LA VIRGEN

Señor, ten piedad. Señor, ten piedad. 
Cristo, ten piedad. Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad. Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos. Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos, Cristo, escúchanos
Dios, Padre celestial. Ten misericordia de nosotros.
Dios, Hijo, Redentor del mundo. Ten misericordia de nosotros.
Dios, Espíritu Santo. Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa, un solo Dios. Ten misericordia de nosotros.
Santa María, ruega por nosotros
Santa Madre de Dios, ruega por nosotros
Santa Virgen de las vírgenes, ruega por nosotros
Madre de Cristo, ruega por nosotros
Madre de la divina gracia, ruega por nosotros
Madre purísima,  ruega por nosotros
Madre castísima, ruega por nosotros
Madre inviolada, ruega por nosotros
Madre virgen,  ruega por nosotros
Madre inmaculada,  ruega por nosotros
Madre amable, ruega por nosotros
Madre admirable,  ruega por nosotros
Madre del buen consejo, ruega por nosotros
Madre del Creador, ruega por nosotros
Madre del Salvador, ruega por nosotros
Virgen prudentísima, ruega por nosotros
Virgen digna de veneración, ruega por nosotros
Virgen digna de exaltación, ruega por nosotros
Virgen poderosa, ruega por nosotros
Virgen clemente, ruega por nosotros
Virgen fiel, ruega por nosotros
Espejo de justicia, ruega por nosotros
Trono de la sabiduría, ruega por nosotros
Causa de nuestra alegría, ruega por nosotros
Vaso espiritual, ruega por nosotros
Vaso digno de honor, ruega por nosotros
Vaso insigne de devoción, ruega por nosotros
Rosa mística, ruega por nosotros
Torre de David,  ruega por nosotros
Torre de marfil,  ruega por nosotros
Casa de oro,  ruega por nosotros
Arca de la alianza,  ruega por nosotros
Puerta del Cielo, ruega por nosotros
Estrella de la mañana, ruega por nosotros
Salud de los enfermos, ruega por nosotros
Refugio de los pecadores, ruega por nosotros
Consoladora de los afligidos, ruega por nosotros
Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros
Reina de los Angeles, ruega por nosotros
Reina de los Patriarcas, ruega por nosotros
Reina de los Profetas, ruega por nosotros
Reina de los Apóstoles, ruega por nosotros
Reina de los Mártires, ruega por nosotros
Reina de los Confesores, ruega por nosotros
Reina de las Vírgenes, ruega por nosotros
Reina de todos los Santos, ruega por nosotros
Reina, concebida sin pecado original, ruega por nosotros
Reina, asunta a los Cielos, ruega por nosotros
Reina del santísimo Rosario, ruega por nosotros
Reina de la Paz, ruega por nosotros
Cordero de Dios, que quitáis los pecados del mundo. Perdonadnos, Señor.
Cordero de Dios, que quitáis los pecados del mundo. Escuchadnos, Señor.
Cordero de Dios, que quitáis los pecados del mundo. Tened piedad de nosotros.

V. Rogad por nosotros, Santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de las promesas de Jesucristo.

ORACIÓN

Os rogamos, Señor Dios, que nos concedáis a vuestros siervos gozar de continua salud de alma y cuerpo; y que por la intercesión de la siempre Virgen Santa María, seamos libres de las tristezas de esta vida y gocemos de las eternas alegrías del cielo. Por Cristo Nuestro Señor. 

BESAMANOS SOLIDARIO

Hoy día de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, nuestra Parroquia se viste de fiesta y de alegría, al conmemorar esta Solemnidad de la Madre de Dios.
Hoy en nuestra Parroquia tendremos a las imágenes marianas que se veneran en este bendito lugar y, estarán expuestas en devoto besamanos las imágenes de María Santísima de la Caridad en sus Tristezas, María Santísima de la Soledad y, Nuestra Madre y Señora de la Aurora, Patrona de Montilla.
En la Capilla del Sagrado Descendimiento se encontrará expuesta a sus hermanos y devotos, María Santísima de la Encarnación.


Es una iniciativa que surge desde el seno de la Agrupación de Cofradías la realización de este Besamanos de la Solidaridad, donde le ofreceremos a nuestras imágenes marianas, los alimentos que queremos entregar a los más necesitados de nuestra localidad. Añadir que antes de esta iniciativa, la Franciscana Hermandad de Nuestra Madre y Señora de la Aurora y San Francisco Solano, Patronos de Montilla, comenzó con esta idea de exponer en devoto besamanos a su Titular, Nuestra Patrona, así desde hace siete años ininterrumpidos, tenemos la oportunidad de contemplar la belleza de Nuestra Señora y las de las sagradas imágenes de la Caridad, Soledad y Encarnación.

Animaros a participar en este acto solidario y recordando que este día se celebrarán las misas como de costumbre, es decir:

Parroquia de San Francisco Solano:
A las 10:00 horas, a las 13:00 horas y a las 20:00 horas.

Convento de Santa Ana:
A las 11:00 horas.  

TRIDUO A NUESTRA MADRE INMACULADA

DÍA TERCERO

ACTO DE CONTRICIÓN

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Ante vuestra divina presencia reconozco que he pecado muchas veces y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de haberos ofendido. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo no volver a caer más, confesarme y cumplir la penitencia que el confesor me imponga. Amén.

ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS

Dios te salve, María, llena de gracia y bendita más que todas las mujeres, Virgen singular, Virgen soberana y perfecta, elegida para Madre de Dios y preservada por ello de toda culpa desde el primer instante de tu Concepción; así como por Eva nos vino la muerte, así nos viene la vida por ti, que, por la gracia de Dios, has sido elegida para ser madre del nuevo pueblo que Jesucristo ha formado con su sangre.

A ti, purísima Madre, restauradora del caído linaje de Adán y Eva, venimos confiados y suplicantes en esta Novena, para rogarte nos concedas la gracia de ser verdaderos hijos tuyos y de tu Hijo Jesucristo, libres de toda mancha de pecado. Acordaos, Virgen Santísima, que habéis sido hecha Madre de Dios, no sólo para vuestra dignidad y gloria, sino también para salvación nuestra y provecho de todo el género humano. Acordaos que jamás se ha oído decir que uno solo de cuantos han acudido a vuestra protección e implorado vuestro socorro haya sido desamparado.

No me dejéis pues a mí tampoco, porque si no, me perderé; que yo tampoco quiero dejaros a Vos, antes bien cada día quiero crecer más en vuestra verdadera devoción. Y alcanzadme principalmente estas tres gracias: la primera, no cometer jamás pecado mortal; la segunda, un gran aprecio de la virtud, y la tercera, una buena muerte. Además dadme la gracia particular que os pido en esta Novena, si es para mayor gloria de Dios, vuestra y bien de mi alma.


TERCER DÍA

De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días

ORACIÓN

¡Oh santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como preservaste a María de todo pecado venial en toda su vida, y a nosotros nos pides que purifiquemos más y más nuestras almas, para ser dignos de Ti, así Te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de evitar los pecados veniales y de procurar y obtener cada día más pureza y delicadeza de conciencia.

Rezar tres Padrenuestros, Avemarías y Gloria Patris a la Santísima Trinidad, y luego pide lo que por intercesión de la Inmaculada Concepción deseas conseguir de la Novena.


ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Bendita sea tu pureza
Y eternamente lo sea,
Pues todo un Dios se recrea
En tan graciosa belleza.
A ti, celestial Princesa,
Virgen sagrada María,
Te ofrezco en este día
Alma, vida y corazón.
¡Mírame con compasión!
¡No me dejes, madre mía!

viernes, 7 de diciembre de 2018

TRIDUO A NUESTRA MADRE INMACULADA

DÍA SEGUNDO

ACTO DE CONTRICIÓN

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Ante vuestra divina presencia reconozco que he pecado muchas veces y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de haberos ofendido. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo no volver a caer más, confesarme y cumplir la penitencia que el confesor me imponga. Amén.

ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS

Dios te salve, María, llena de gracia y bendita más que todas las mujeres, Virgen singular, Virgen soberana y perfecta, elegida para Madre de Dios y preservada por ello de toda culpa desde el primer instante de tu Concepción; así como por Eva nos vino la muerte, así nos viene la vida por ti, que, por la gracia de Dios, has sido elegida para ser madre del nuevo pueblo que Jesucristo ha formado con su sangre.

A ti, purísima Madre, restauradora del caído linaje de Adán y Eva, venimos confiados y suplicantes en esta Novena, para rogarte nos concedas la gracia de ser verdaderos hijos tuyos y de tu Hijo Jesucristo, libres de toda mancha de pecado. Acordaos, Virgen Santísima, que habéis sido hecha Madre de Dios, no sólo para vuestra dignidad y gloria, sino también para salvación nuestra y provecho de todo el género humano. Acordaos que jamás se ha oído decir que uno solo de cuantos han acudido a vuestra protección e implorado vuestro socorro haya sido desamparado.

No me dejéis pues a mí tampoco, porque si no, me perderé; que yo tampoco quiero dejaros a Vos, antes bien cada día quiero crecer más en vuestra verdadera devoción. Y alcanzadme principalmente estas tres gracias: la primera, no cometer jamás pecado mortal; la segunda, un gran aprecio de la virtud, y la tercera, una buena muerte. Además dadme la gracia particular que os pido en esta Novena, si es para mayor gloria de Dios, vuestra y bien de mi alma.



SEGUNDO DÍA

De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días

ORACIÓN

¡Oh Santísimo Hijo de María Imnaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como preservaste a María de todo pecado mortal en toda su vida y a nosotros nos das gracia para evitarlo y el sacramento de la confesión para remediarlo, así Te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de no cometer nunca pecado mortal, y si incurrimos en tan terrible desgracia, la de salir de él cuanto antes, por medio de una buena confesión.

Rezar tres Padrenuestros, Avemarías y Gloria Patris a la Santísima Trinidad, y luego pide lo que por intercesión de la Inmaculada Concepción deseas conseguir de la Novena.


ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Bendita sea tu pureza
Y eternamente lo sea,
Pues todo un Dios se recrea
En tan graciosa belleza.
A ti, celestial Princesa,
Virgen sagrada María,
Te ofrezco en este día
Alma, vida y corazón.
¡Mírame con compasión!
¡No me dejes, madre mía!

jueves, 6 de diciembre de 2018

TRIDUO A NUESTRA MADRE INMACULADA

DÍA PRIMERO

ACTO DE CONTRICIÓN

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Ante vuestra divina presencia reconozco que he pecado muchas veces y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de haberos ofendido. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo no volver a caer más, confesarme y cumplir la penitencia que el confesor me imponga. Amén.

ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS

Dios te salve, María, llena de gracia y bendita más que todas las mujeres, Virgen singular, Virgen soberana y perfecta, elegida para Madre de Dios y preservada por ello de toda culpa desde el primer instante de tu Concepción; así como por Eva nos vino la muerte, así nos viene la vida por ti, que, por la gracia de Dios, has sido elegida para ser madre del nuevo pueblo que Jesucristo ha formado con su sangre.

A ti, purísima Madre, restauradora del caído linaje de Adán y Eva, venimos confiados y suplicantes en esta Novena, para rogarte nos concedas la gracia de ser verdaderos hijos tuyos y de tu Hijo Jesucristo, libres de toda mancha de pecado. Acordaos, Virgen Santísima, que habéis sido hecha Madre de Dios, no sólo para vuestra dignidad y gloria, sino también para salvación nuestra y provecho de todo el género humano. Acordaos que jamás se ha oído decir que uno solo de cuantos han acudido a vuestra protección e implorado vuestro socorro haya sido desamparado.

No me dejéis pues a mí tampoco, porque si no, me perderé; que yo tampoco quiero dejaros a Vos, antes bien cada día quiero crecer más en vuestra verdadera devoción. Y alcanzadme principalmente estas tres gracias: la primera, no cometer jamás pecado mortal; la segunda, un gran aprecio de la virtud, y la tercera, una buena muerte. Además dadme la gracia particular que os pido en esta Novena, si es para mayor gloria de Dios, vuestra y bien de mi alma.


PRIMER DÍA

De rodillas, hecha la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria para todos los días

ORACIÓN

¡Oh Santísimo Hijo de Marla Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como preservaste a María del pecado original en su Inmaculada Concepción y a nosotros nos hiciste el gran beneficio de librarnos de él por medio de tu santo bautismo, así Te rogamos humildemente nos concedas la gracia de portarnos siempre como buenos cristianos, regenerados en Ti, Padrenuestro Santísimo.

Rezar tres Padrenuestros, Avemarías y Gloria Patris a la Santísima Trinidad, y luego pide lo que por intercesión de la Inmaculada Concepción deseas conseguir de esta Novena.

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Bendita sea tu pureza
Y eternamente lo sea,
Pues todo un Dios se recrea
En tan graciosa belleza.
A ti, celestial Princesa,
Virgen sagrada María,
Te ofrezco en este día
Alma, vida y corazón.
¡Mírame con compasión!
¡No me dejes, madre mía!